El Norte Mayo 2013

May 30, 2013 by  
Filed under Blog, Families

Cualquier nueva ley de inmigración debe permitir el perdón.

Escrito por Thomas Esparza, Jr. y Jacqueline L. Watson, Especialistas Certificados por la Junta en Derecho de Inmigración

Estamos a punto de finalmente realizar una reforma migratoria federal en los Estados Unidos.  Mientras el Congreso debate esta ley tan necesaria, es importante que seamos diligentes en asegurar que todos los que aspiran ser ciudadanos tengan una oportunidad al camino hacia la ciudadanía.  Hay quienes creen que cualquier persona con una condena penal, no importa que tan insignificante o vieja, debe ser excluida de este proceso y deportado. Jacqueline y yo estamos opuestos a esto.

Como abogado durante los últimos 37 años pasé gran parte de mi vida observado el sistema de justicia penal intentar encarcelar a gente que yo pensaba que eran un peligro para la sociedad.  Ese era el supuesto papel que la sociedad había creado para el sistema judicial criminal.  Sin embargo, el sistema judicial criminal desafortunadamente se ha enredado cada vez más con nuestro sistema roto de inmigración.  Muy a menudo el sistema de justicia criminal ha adquirido connotaciones racistas cuando las mismas leyes son aplicadas diferentemente dependiendo en cual condado uno es detenido, cuánto dinero tiene y la agenda personal del oficial de policía. 

He visto como los inmigrantes han sido sujetos a desigualdades y sanciones más severas en los tribunales penales que sus contrapartes estadounidenses, lo que socava la integridad del sistema de justicia penal, la capacidad de los fiscales para que cumplan con su trabajo y la habilidad para que la gente pueda emigrar.

Por ejemplo, mientras que aquellos nacidos en los Estado Unidos a veces pueden que sus casos sean perdonados luego de la exitosa culminación de la libertad condicional, muchos inmigrantes nunca tienen esa oportunidad.

Las leyes de inmigración frecuentemente requieren la deportación de varios tipos de delitos sin tomar en cuenta la fecha en que ocurrió, o lo que el individuo ha hecho con su vida desde entonces.  Como resultado, muchos inmigrantes son deportados sin que un juez tome la discreción para tomar en cuenta cuantos años la persona ha vivido en los Estado Unidos, sus vínculos familiares o si iniciaron un negocio, se alistaron en las fuerzas armadas o de otro modo contribuyeron en su comunidad. 

Considerando la realidad de estas leyes extremas, los fiscales y jueces frecuentemente se sienten obligados a manipular el sistema judicial para evitar las consecuencias aún más duras de inmigración que daría lugar a la expulsión de un individuo de los Estados Unidos.  Muchas veces los inmigrantes sienten obligados a disputar cargos penales porque al declararse culpables, lo cual muchas veces resulta en una sentencia penal más mínima para los ciudadanos, garantiza su detención y deportación. 

Me he sentido obligado a recomendar suplicas diferentes o enmienda de las acusaciones formuladas contra alguien porque yo sabía que la detención obligatoria, deportación y la destrucción de la familia sería injusto. 

Reforma de la legislación debe modificar estas severas barras criminales y asegura que los supuestos delitos agravados ya no provoquen la detención obligatoria y la deportación.  No debe existir ningún cualquier otro delito agravado en la reforma.  Es injusto que las penas migratorias sean más estrictas que las sanciones penales por estos delitos.     

El sistema de justicia penal trabajara más eficientemente y con más justicia si los fiscales y los acusados sabían que, en estos casos, los jueces de inmigración seria por lo menos capaces de considerar todos los factores individuales, incluyendo el servicio militar estadounidense, la rehabilitación y los lazos familiares, a fin de determinar si está en el mejor interés de los Estados Unidos de dejar que alguien permanezca en el país.  Proteger y ampliar la exención condicional en la propuesta permitiría que esto suceda; la renuncia debe estar incluida en la legislación final para asegurar garantías procesales fundamentales.

Jacqueline y yo vemos todos los días a clientes cuales vidas han sido destruidas a causa de antecedentes criminales menores por la cual no hay perdón por el sistema migratorio.  Lo invitamos a que nos visite para ver si le pertenece algún perdón, si existe, por la nueva ley migratoria.  No exigimos ningún depósito a personas que desean ser nuestros clientes si la reforma migratoria se convierte en ley.  So no hay ningún cambio en la ley, esto obligado a devolver su dinero.  Antes de pagarle a uno de los muchos abogados que están exigiendo un depósito a causa de “la nueva ley”, exíjales que lo pongan en escrito que le devolverán su dinero si no se aprueba alguna reforma.  Hay muchos cambios que suceden cada semana en la ley migratoria.  Los cambios no son nuevas leyes si no decisiones judiciales que interpretan la ley.  Jacqueline L. Watson es una de las mejores abogadas.  Ella recientemente celebro años como abogada.  Estoy orgulloso de haber trabajado con ella por los últimos tres años.  Nosotros le diremos con toda sinceridad lo que podemos hacer o no podemos hacer por su caso.  A veces la respuesta es clara, a veces la respuesta está en las manos del Examinador o del Juez de Inmigración.  A veces la respuesta es no.  Mire los anuncios en los periódicos de español en Austin y usted encontrara docenas de “abogados de inmigración.”  Pocos son especialistas y muchos menos tienen la experiencia.  Muchos de ellos están aprendiendo cada día.  No acepte el “no” antes de llamarnos.  Nos puede contactar al 512-441-0062.  Thomas Esparza, Jr. y Jacqueline L. Watson, Especialistas Certificados por la Junta en Derecho de Inmigración

WARNING: This site is comprised of general information that should not be misconstrued as formal legal advice. The author neither recommends, nor takes responsibility for, misuse of the provided information. Rather, it is strongly encouraged that you seek appropriate legal counsel before proceeding forward with your immigration matters. formal legal advice. The author neither recommends, nor takes responsibility for, misuse of the provided information. Rather, it is strongly encouraged that you seek appropriate legal counsel before proceeding forward with your immigration matters.

ADVERTENCIA: Este sitio se compone de información general que no debe ser interpretada como asesoramiento jurídico formal. El autor no recomienda, ni asume la responsabilidad del uso indebido de la información proporcionada. Más bien, es recomendado que usted busque asesoramiento legal apropiado antes de proceder con sus asuntos de inmigración.