What could happen?

October 30, 2014 by  
Filed under Blog

The November elections are rapidly approaching and President Obamahas pledged to take action on immigration reform if Congress refuses to address this important issue.

And while the issue of having over 11 million undocumented persons living in the United States, some for many years, is a major issue, it is far from being the only issue.

Consider the misfit between the H-1B program and the issue of green cards for high-tech and other skilled workers needed by our economy. The H-1B program has become a lottery. This year, less than 50% of professionals sponsored by U.S. employers were able to get H-1B status because of artificial, government-imposed numerical limitations.

And a great number of persons who do get H-1B status, cannot get green cards for many years or even decades because of disparity between the way the government counts H-1B numbers and the way they count green card numbers.

An H-1B number is allocated to a professional employee, not to the spouse and children of the professional. Spouses and children of H-1B professionals have never been counted against numerical limits. However, when it comes to green cards, spouses and children are counted against numerical limits, resulting in enormous waiting times.

Such problems can easily be solved by Congress, but our legislative branch has not seen fit to pass a major piece of immigration reform legislation in almost 20 years.

What Obama Can Do

Fortunately, there are certain areas of immigration reform that can be accomplished by the Executive Branch.

President Obama, who has deported more persons in the past 6 years than any President in history, over 2,000,000, knows that this, in itself, is not a solution to the overall problem. Yes, it is important to deport criminals and secure our borders, but this approach has its limits.

Two years ago, President Obama started the DACA program which has resulted in work cards for almost 600,000 young persons who were brought to the U.S. by their parents. I counsel these young people at UCLA, and it is wonderful to see them graduate from college and obtain professional jobs instead of having to hide in the shadows. This is an enormous plus for our economy.

Hopefully, the President will extend this program to their parents and to others who have resided in the U.S. for long periods of time, pay their taxes and have no criminal record.

But the President’s program should do much more than simply expand DACA.

At a minimum, he should change the way employment-based and family-based legal immigrants are admitted to our country. As with the H-1B program, only the principals should be counted toward the overall and per-country quotas.

With this small change, which is clearly within the authority of the Executive Branch of government, waiting lines for green cards for professionals and skilled workers as well as close relatives of U.S. citizens and green card holders would be substantially reduced.

We look forward to the President announcing these and other immigration reforms before the end of this year.

El Norte May 2013 (English)

July 22, 2013 by  
Filed under Blog

Op Ed July 2013

Any new immigration law should allow for forgiveness.

By Thomas Esparza, Jr. and Jacqueline L. Watson, Board Certified Specialists in Immigration law

We are on the cusp of finally realizing federal immigration reform in the United States. As Congress debates this much needed bill, it is important that we are diligent in ensuring that all aspiring citizens have a fair shot at the pathway to citizenship. There are those who believe that anyone with a criminal conviction, no matter how minor or old, should be shut out of this process and deported. Jacqueline and I strongly disagree.

As an attorney for the last 37 years I spent much of my life watching the criminal justice system try to put away people who I thought were a danger to society. This is the role society created for the criminal justice system. But the criminal justice system has become increasingly entangled with our broken immigration system. All to often the criminal justice system takes on racist overtones as the same laws are enforced differently depending on which county you were stopped in, how much money you had and the personal agenda of the law enforcement officer.

I have watched as immigrants faced unequal treatment and more severe penalties in criminal court than their American-born counterparts, undermining the integrity of the criminal justice system, prosecutors’ ability to do their jobs and peoples ability to immigrate.

For example, while those born in the United States could sometimes have their cases dismissed upon successful completion of probation, many immigrants never have that chance.

Immigration laws often require deportation for a long list of these type of criminal offenses without any consideration of how long ago it happened, or what the individual has done with his or her life since. As a result, many immigrants are deported without a judge exercising discretion to consider how many years they have lived in the United States, their family ties or whether they started a business, served in the military or otherwise contributed to their communities.

Given the reality of these extreme laws, prosecutors and judges often feel forced to manipulate the justice system to avoid the even harsher immigration consequences that would result in an individual’s banishment from the United States. Too often immigrants feel forced to contest criminal charges because pleading guilty, which often results in a more minimal criminal sentence for citizens, would guarantee them mandatory detention and deportation.

I have felt obligated to recommend different pleas or amending of the charges filed against someone because I knew mandatory detention, deportation and destruction of the family would be unjust.

Reform legislation must amend these harsh criminal bars and ensure that so-called aggravated felonies no longer trigger mandatory detention and deportation. There should be no additional aggravated felony offenses in the reform bill. It is unfair and unjust for immigration penalties to far surpass the criminal sanctions for these offenses.

The criminal justice system would work more efficiently and justly if prosecutors and defendants knew that, in these cases, immigration judges would at least be able to consider all the individual factors, including U.S. military service, rehabilitation and family ties, to determine if it is in the best interests of the United States to let someone remain in the country. Protecting and expanding the conditional waiver in the current bill would allow this to happen; the waiver must be included in the final legislation to ensure fundamental due process safeguards.

Jacqueline and I see clients every day who have had their lives destroyed by a simple criminal record for which there is no forgiveness by the immigration system. We welcome your visit to see what relief if any you can expect by the new immigration law. We do not take retainers for people who want to be our clients if an immigration reform becomes law. If there is no change in the law I would have to give the money back. Before you pay one of the many attorneys who are now taking retainers for “the new law” ask them to put into writing that they will give you your money back if there is no reform. There are several changes that happen every week in immigration law. The changes are not new laws but are from Court decisions that interpret the law. Jacqueline L. Watson, is one hell of a lawyer. She recently celebrated 14 years as a lawyer. I am proud to say that we have worked together now for three years. We will tell you straight up what can and can not be done with your case. Sometimes the answer is clear, sometimes the answer is in the hands of the Examiner or Immigration Judge. Sometimes the answer is no. Look at the advertisements in the Spanish languange newspapers in Austin and you will find dozens of “immigration lawyers.” So few are specialists and so few have any experience. Most are learning as they go at your expense. Don’t’ take no for an answer before you call us. We can be reached at 512 -441-0062. Thomas Esparza, Jr. and Jacqueline L. Watson, Board Certified Specialists in Immigration Law

El Norte Mayo 2013

May 30, 2013 by  
Filed under Blog, Families

Cualquier nueva ley de inmigración debe permitir el perdón.

Escrito por Thomas Esparza, Jr. y Jacqueline L. Watson, Especialistas Certificados por la Junta en Derecho de Inmigración

Estamos a punto de finalmente realizar una reforma migratoria federal en los Estados Unidos.  Mientras el Congreso debate esta ley tan necesaria, es importante que seamos diligentes en asegurar que todos los que aspiran ser ciudadanos tengan una oportunidad al camino hacia la ciudadanía.  Hay quienes creen que cualquier persona con una condena penal, no importa que tan insignificante o vieja, debe ser excluida de este proceso y deportado. Jacqueline y yo estamos opuestos a esto.

Como abogado durante los últimos 37 años pasé gran parte de mi vida observado el sistema de justicia penal intentar encarcelar a gente que yo pensaba que eran un peligro para la sociedad.  Ese era el supuesto papel que la sociedad había creado para el sistema judicial criminal.  Sin embargo, el sistema judicial criminal desafortunadamente se ha enredado cada vez más con nuestro sistema roto de inmigración.  Muy a menudo el sistema de justicia criminal ha adquirido connotaciones racistas cuando las mismas leyes son aplicadas diferentemente dependiendo en cual condado uno es detenido, cuánto dinero tiene y la agenda personal del oficial de policía. 

He visto como los inmigrantes han sido sujetos a desigualdades y sanciones más severas en los tribunales penales que sus contrapartes estadounidenses, lo que socava la integridad del sistema de justicia penal, la capacidad de los fiscales para que cumplan con su trabajo y la habilidad para que la gente pueda emigrar.

Por ejemplo, mientras que aquellos nacidos en los Estado Unidos a veces pueden que sus casos sean perdonados luego de la exitosa culminación de la libertad condicional, muchos inmigrantes nunca tienen esa oportunidad.

Las leyes de inmigración frecuentemente requieren la deportación de varios tipos de delitos sin tomar en cuenta la fecha en que ocurrió, o lo que el individuo ha hecho con su vida desde entonces.  Como resultado, muchos inmigrantes son deportados sin que un juez tome la discreción para tomar en cuenta cuantos años la persona ha vivido en los Estado Unidos, sus vínculos familiares o si iniciaron un negocio, se alistaron en las fuerzas armadas o de otro modo contribuyeron en su comunidad. 

Considerando la realidad de estas leyes extremas, los fiscales y jueces frecuentemente se sienten obligados a manipular el sistema judicial para evitar las consecuencias aún más duras de inmigración que daría lugar a la expulsión de un individuo de los Estados Unidos.  Muchas veces los inmigrantes sienten obligados a disputar cargos penales porque al declararse culpables, lo cual muchas veces resulta en una sentencia penal más mínima para los ciudadanos, garantiza su detención y deportación. 

Me he sentido obligado a recomendar suplicas diferentes o enmienda de las acusaciones formuladas contra alguien porque yo sabía que la detención obligatoria, deportación y la destrucción de la familia sería injusto. 

Reforma de la legislación debe modificar estas severas barras criminales y asegura que los supuestos delitos agravados ya no provoquen la detención obligatoria y la deportación.  No debe existir ningún cualquier otro delito agravado en la reforma.  Es injusto que las penas migratorias sean más estrictas que las sanciones penales por estos delitos.     

El sistema de justicia penal trabajara más eficientemente y con más justicia si los fiscales y los acusados sabían que, en estos casos, los jueces de inmigración seria por lo menos capaces de considerar todos los factores individuales, incluyendo el servicio militar estadounidense, la rehabilitación y los lazos familiares, a fin de determinar si está en el mejor interés de los Estados Unidos de dejar que alguien permanezca en el país.  Proteger y ampliar la exención condicional en la propuesta permitiría que esto suceda; la renuncia debe estar incluida en la legislación final para asegurar garantías procesales fundamentales.

Jacqueline y yo vemos todos los días a clientes cuales vidas han sido destruidas a causa de antecedentes criminales menores por la cual no hay perdón por el sistema migratorio.  Lo invitamos a que nos visite para ver si le pertenece algún perdón, si existe, por la nueva ley migratoria.  No exigimos ningún depósito a personas que desean ser nuestros clientes si la reforma migratoria se convierte en ley.  So no hay ningún cambio en la ley, esto obligado a devolver su dinero.  Antes de pagarle a uno de los muchos abogados que están exigiendo un depósito a causa de “la nueva ley”, exíjales que lo pongan en escrito que le devolverán su dinero si no se aprueba alguna reforma.  Hay muchos cambios que suceden cada semana en la ley migratoria.  Los cambios no son nuevas leyes si no decisiones judiciales que interpretan la ley.  Jacqueline L. Watson es una de las mejores abogadas.  Ella recientemente celebro años como abogada.  Estoy orgulloso de haber trabajado con ella por los últimos tres años.  Nosotros le diremos con toda sinceridad lo que podemos hacer o no podemos hacer por su caso.  A veces la respuesta es clara, a veces la respuesta está en las manos del Examinador o del Juez de Inmigración.  A veces la respuesta es no.  Mire los anuncios en los periódicos de español en Austin y usted encontrara docenas de “abogados de inmigración.”  Pocos son especialistas y muchos menos tienen la experiencia.  Muchos de ellos están aprendiendo cada día.  No acepte el “no” antes de llamarnos.  Nos puede contactar al 512-441-0062.  Thomas Esparza, Jr. y Jacqueline L. Watson, Especialistas Certificados por la Junta en Derecho de Inmigración

El Norte April 2013 (English)

April 22, 2013 by  
Filed under Blog

I know that all my readers, clients, colleagues, friends and unfortunately unsavory

people are interested in what has been proposed in Congress. I am providing a summary

for your education. But before I start, I want to remind you that there are months of

negotiations ahead between the political parties before there is a final bill. There is no

need to hire an attorney and definitely not a notary public. I remember the bad people

who came out from under rocks during the amnesty of 1986 that did more harm than

good and cost thousands the amnesty that they deserved.

One other point, starting very soon, the United States Citizenship and

Immigration Services will begin running biometrics (fingerprints and pictures) of ALL

El Norte April 2013

April 22, 2013 by  
Filed under Blog

La propuesta reforma migratoria es más Republicana que Demócrata. Yo sé que

todos mis lectores, clientes, colegas, amigos y todos los demás están interesados en lo

que se ha propuesto en el Congreso. Voy a proporcionar un resumen para su educación.

Pero antes de comenzar, me gustaría recordarles que aún faltan meses de negociaciones

entre los partidos políticos para obtener una ley final. No hay necesidad de contratar a

un abogado todavía y mucho menos a un notario público. Todavía recuerdo que mucha

gente abusiva tomo ventaja durante la amnistía del año 1986 que causaron más daño que

bien y les costó a miles la amnistía que se merecían.

Otro punto, comenzando muy pronto, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de

los Estados Unidos comenzara a ejecutar datos biométricos (huellas digitales y

fotografías) de TODOS los visitantes de sus oficinas locales para las personas que

solicitan un beneficio, o el beneficiario de una petición. Mas sobre este temas más

adelante.

Con esto dicho aquí es el resumen.

1. Legalización: Esto significa permitir aquel que no es ciudadano que está presente

ilegalmente y que ingreso a los Estados Unidos antes del 31 de diciembre de

2011 a ajustar su estatus al de Inmigrante Provisional Registrado (RPI). Los

solicitantes elegibles tendrían que pagar una multa y todos los impuestos

atrasados. Las personar en el estatus de RPI recibirían una autorización de trabajo

y podrían viajar al extranjero. También son elegibles para solicitar por el estatus

de Residente Permanente Legal después de 10 años, y podrán solicitar para la

naturalización 3 años después de adquirir una visa. Hay disposiciones generosas

para los DREAMers y trabajadores agrícolas.

2. Inmigrantes Basados en la Familia: Trasladan la actual categoría de FB-2A de la

inmediata clasificación relativa, permiten derivados de familiares inmediatos,

elimina la categoría FB-4 (hermano/a), limita la edad de elegibilidad de los hijos e

hijas casados de ciudadanos estadounidenses a la edad de 31 años, y reinstaura la

visa V para las personas que han estado esperando durante muchos años.

3.Inmigrantes Basados en el Empleo: Excluya las siguientes categorías de la cuota:

inmigrantes EB-1 los titulares de doctorado, los médicos que han completado

el requisito de residencia en el extranjero, y derivados. Agregue una nueva

categoría “EB-6” para ciertos empresarios.

4. Trabajadores Temporales: Establece una visa W-1 para trabajadores con menos

calificaciones, una visa W-2 para los extranjeros que vienen a los Estados Unidos

temporalmente para llevar a cabo los servicios agrícolas o mano de obra bajo un

contrato escrito, y una visa W-3 para los trabajadores “a voluntad” que tienen una

oferta de trabajo a tiempo completo en una ocupación agrícola. Las visas W-2 y

W-3 reemplazarían el programa actual de trabajadores agrícolas H-2A.

5. Asilo: Eliminara la fecha límite de un ano y autorizara a los agentes de asilo a conceder

asilo durante las entrevistas de temor creíble.

6. Verificación Electrónico: Exige que todos los empleadores utilicen el sistema

electrónico de verificación de elegibilidad de empleo después de 5 años.

7. H-1Bs: Aumentar la cuota a un mínimo de 110.000 y un máximo de 180.000,

aumentar la exención de licenciatura avanzado estadounidense a 25.000 pero

limitarlo a graduados de STEM, añadir un requisito de contratación para todas las

aplicaciones de condición de trabajo H-1B que implican una detallada publicación

en un sitio de Internet diseñado por el Departamento de Trabajo, añadir un

certificado sin desplazamiento, cambie la fórmula de salario prevaleciente,

proporcionar EADs para los cónyuges, y añadir un período de gracia de 60 días

después de un solicitante H-1B haya sido despedido de su trabajo.

8. Fraude: Seria un delito el defraudar a un inmigrante o presentarse a alguien como

un abogado o como un representante BIA acreditado cuando uno no tiene

tal autorización. Requiere la identificación de las personas que asisten a los

inmigrantes con la cumplimentación de los formularios y faculta a la Fiscalía

General con autoridad por mandato judicial para actuar en contra de un

“proveedor de servicios de inmigración” sin escrúpulos al nivel federal.

Mis opiniones:

La propuesta migratoria del Senado es Republicana cuando se trata de la aplicación

de la ley. Al aumentar significativamente la militarización y el cierre de la frontera con

México, mientras que sólo se dirige ligeramente la aplicación contra generalmente visas

vencidas de no-inmigrantes que no son Latinos, o la vigilancia a lo largo de la frontera de

los Estados Unidos-Canadá, la propuesta del Senado conduce a los Estados Unidos más

cerca de una política aislacionista en lugar de una asociación regional con sus vecinos y

otros países en el Sur. Las comunidades fronterizas seguirán experimentando la gama de

los daños asociados con el aumento de la militarización y de las zonas de batalla hechos

de sus comunidades. Y mientras esta aplicación se intensifique a un costo mayor que

todo el presupuesto del FBI, los contrabandistas y traficantes obviamente se convierten

en criminales más violentos y armados, y serán los únicos dispuestos a arriesgarse a

penas de prisión para el funcionamiento de las operaciones de contrabando. Las muertes

y desapariciones a lo largo de la frontera sin duda aumentarán a medida que aumenta la

militarización.

Las condiciones que impulsan a los emigrantes a abandonar sus comunidades,

generalmente las condiciones económicas graves o conflictos políticos, no van a cambiar

y nada en la legislación propuesta pretende abordar las condiciones estructurales de

largo plazo en Sur y Centro América que dan lugar a la migración indocumentada. Los

migrantes encontrarán maneras, no importa que tan peligroso, para eludir los muros

construidos a lo largo de la frontera del sur, ya sean ocultos en vehículos, pasando

por túneles, flotando en los barcos, o volar a Canadá y viajar hacia el sur. El número

de migrantes que intentan entrar a los EE.UU. desde México y Centro y Sur América

puede ser reducido, pero no se detenido, y decenas o cientos de miles de migrantes

seguirán ingresando cada ano sin ninguna inspección a través de Cañada o simplemente

permanecerán en el país a pesar que sus visas como visitantes se venzan.

La propuesta Republicana que las disposiciones de legalización no activarán a menos

que se cumplan ciertas metas en la aplicación es imprudente y simplemente sirve para

mantener a gran número de indocumentados en un estado de explotación mucho más

tiempo de lo necesario. Extiende por muchos años la amplitud de los daños sufridos

por estos inmigrantes y sus comunidades (y el país) como consecuencia de su estado

no reconocido y las autoridades, tales como nuestro Sheriff, que voluntariamente

permiten que familias sean destruidas. La propuesta de aplazar la legalización extenderá

el periodo de tiempo para lograr la ciudadanía más allá de 15 años, dependiendo cual

Administración este en poder y cuales sean sus valores familiares y las consideraciones

económicas que va a tener en cuenta a la hora de decidir si las metas fueron cumplidas.

La propuesta es más bien Republicana que Demócrata en sus requisitos de incrementar

masivamente el número de autoridades al nivel nacional. Esto vendría siendo como un

reglamento de “cero tolerancia” a la presencia indocumentada en el futuro. Esto sin duda

tendrá un impacto profundo y negativo para cientos de miles de familias y comunidades.

Búsquedas domésticas, arrestos, detenciones de corto y largo plazo y los costos asociados

con estos esfuerzos, aumentarán. También aumentara el abuso de las autoridades y

aplicación de la ley y tal vez hasta la corrupción aumentara. Las redadas en los trabajos

probablemente aumentaran, especialmente si una nueva Administración desea aumentar

los arrestos en los trabajos. La participación de la policía local en asuntos de inmigración

probablemente aumentaran ya sea al nivel local o federal bajo una nueva Administración

que apoyara la participación de la policía local en asuntos de inmigración.

En el lado Demócrata, la provisión DREAM de la propuesta ley es una manifestación

de la labor de promoción realizada por los DREAMERs durante varios años. Al no

estar satisfechos con ser parte de un “gran pacto”, y al reconocer sus acciones únicas,

los DREAMERs han abogado con éxito por un plan más justo y eficiente de cinco años

para obtener la ciudadanía, la exención de multas, y la capacidad para DREAMERs

deportados a regresar a los Estados Unidos.

En el lado Demócrata, algún tipo de estatus legal temporal obviamente será un gran

beneficio para millones de inmigrantes que viven ahora en un estatus indocumentado. Se

disminuirá significativamente las oportunidades de explotación dentro y fuera del trabajo,

se espera que puedan solicitar para una licencia de conducir (cual tomar la decisión

fuera de las manos de nuestro loco gobernador de Texas). Ellos podran asistir al colegio,

podrán viajar a su país natal a visitar a familiares y regresar legalmente, y aumentara

su participación como contribuyentes de pagos de impuestos y su participación en los

asuntos comunitarios.

En el lado Republicano, la mayoría de los migrantes enfrentaran a un mínimo de 15 años

de espera para la ciudadanía, si todo va bien. La ley prevé unos 13 años de tiempo de

procesamiento, y cada etapa de aplicación general tomara un año. Sin embargo, incluso

esta larga espera podrá extenderse fácilmente si es que el serrar la frontera no ha sido casi

totalmente efectivo o si los retrasos de las visas aún siguen vigentes, lo que fácilmente

podría ser el caso.

Por el contrario, la Reforma de Inmigración de 1986 y la Ley de Control sólo requiera

19 meses como “residente temporal”, después de cinco años como residente permanente,

para solicitar la ciudadanía, menos de la mitad del tiempo propuesto en la propuesta de

ley del Senado.

En el lado Republicano, es una gran injusticia que las familias que han vivido aquí por

10 o 20 años y tienen hijos ciudadanos estadounidenses no son tratados más bien como

DREAMers, con un plan relativamente sencillo de cinco años para obtener la ciudadanía.

También me gustaría ver que el Congreso haga más visas anuales para las víctimas de

delitos graves que cooperan con las autoridades y las víctimas del tráfico de las personas.

En el lado Republicano, debido al alto desempleo en este país y la voluntad histórica

de parte de los empresarios para explotar a extranjeros, independientemente de las

protecciones escritas en las leyes federales y estatales que se aplican sólo en ocasiones,

yo no veo la necesidad de un programa de trabajadores a pesar del apoyo de tal

programa de parte de la Cámara de Comercio Estadounidense. La mayoría de los

sectores de la industria que buscan trabajadores extranjeros no tienen necesidades

legítimas de trabajadores temporales que no pueden ser satisfechas por los trabajadores

estadounidenses.

Voy a revisar la propuesta del Senado y proporcionare un análisis más detallada a la

comunidad dentro de poco, y voy a seguir abogando por leyes más humanas y leyes

más racionales en cuestión del control de la frontera al nivel doméstico, y un plan más

inclusivo y eficiente para obtener la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados

que no han sido condenados por delitos graves y contribuyen a sus familias y sus

comunidades de manera positiva.

Mientras tanto, por favor no contrate a un abogado para que le ayude con la “nueva

amnistía.” No hay manera de que ellos le digan con certitud si usted califica o no.

Quiere prepararse? Pague sus impuestos, tenga su documentación en orden y reza que el

Congreso haga lo correcto. Dios los bendiga y que Dios bendiga a los Estados Unidos.

Tomas

1

2

3

4

Next Page »

This information provided is not intended to replace the advice of an attorney but is merely provided as a public service. Each immigration case is different. For more information, consult with Thomas Esparza, Jr., Board Certified Specialist in Immigration and Nationality Law with more than 32 years of experience.